lunes, 15 de marzo de 2010

Curduba y Fiti

Tras dos meses y medio sin dar nuevas noticias, para no ser demasiados empalagosos y aburrir al personal, volvemos a dar el cante por aquí.

En este ocasión se publica el vídeo-resumen de la visita del Cuarteto&Cía a Córdoba y el concierto de Fito en el palacio Vistalegre, el pasado 27 de Noviembre.

Al parecer se lo pasaron en grande. Pero para comprobarlo nada mejor que visualizar el vídeo.
También podréis despejar las incógnitas de si Rafalito Amador consiguió finalmente su entrada y el porqué de la no asistencia del Sr. Silva.


jueves, 31 de diciembre de 2009

¿Un deseo para 2010? : 10 destinos 10

Justo antes de terminar el 2009, el Cuarteto os quiere desear lo mejor para 2010.

Para ellos se reservan 10 destinos 10.

¿Cuales? Pues ...

Poco van a adelantar de momento, tan solo que saldrán por Europa, harán algún pico y volverán a Cuenca.

FELIZ 2010

sábado, 19 de diciembre de 2009

Viaje con Cacique

Pinchad en la planta y nos podremos ir de viaje con Cacique

lunes, 14 de diciembre de 2009

Entrada número 100 del Blog del Cuarteto

Pues aunque parezca mentira, con esta van 100. Quien nos lo iba a decir hace ya casi 2 años del principio del comienzo,y no solo eso sino casi 12000 páginas vistas y cientos de comentarios (mas de 330).

¿Que han hecho los del Cuarteto para celebrarlo?

Pues ... una parida de las suyas: irse de concierto. mas exactamente a disfrutar de la Cabra Mecánica y de Fito y los Fitipaldis a Córdoba. Y después se han puesto a planificar el próximo gran viaje del verano, del cual aún no van a adelantar nada. Pero promete.

Algunas historias como las del gordo vendedor de birras en el concierto, la supervivencia extrema del sr. Cagondios en solitario por la ciudad o el misterioso gorro perroflautero, deben de ser contadas en el blog por alguno de los miembros.

Además hay rumores de que les grabaron durante el concierto, en pleno apogeo. Incluso los mas osados dicen que se hicieron una foto con fiti, y uno de ellos tiene el cuello roto desde entonces.

Pues ... queremos pruebas y esperemos que pronto estén por aquí.


Atentos.

O no.

Por cierto, la encuesta que se realizó para conocer si Rafalito Amador conseguiría una entrada para el concierto, concluyo con el 91% de los votos afirmativos, y efectivamente encontró una entrada. Desde aquí dar las gracias al Sr. Silva por votar SI en la encuesta.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Live Aid 13 Julio 1985 Wembley & JFK

En esta entrada, la número 99 del blog, vamos a descubriros el Live Aid de 1985. Con la entrada número 100 haremos un pequeño paréntesis ya que la hemos reservado para oferceros un reportaje con el último viaje del Cuarteto Cuenca & Cía a una ciudad andaluza con concierto incluido. Después seguiremos con los 2 conciertos que restan para completar el Top 5.

El 13 de Julio de 1985, más de diez horas de rock'n'roll intentaron cambiar el mundo. El concierto Live Aid, organizado por Bob Geldof (líder de The Boomtown Rats) para luchar contra el hambre en África, se retransmitió simultáneamente vía satélite a todo el mundo desde Wembley (Londres) y desde el J.F.K. Stadium en Filadelfia (Estados Unidos). Este evento obtuvo la mayor audiencia televisiva jamás registrada hasta entonces, con más de 1500 millones de espectadores.

Sería injusto destacar a sólo alguno de los participantes (pero lo vamos a hacer) y por otra parte este análisis sería demasiado largo si listáramos todos los músicos que intervinieron. Basta con decir que prácticamente todas las grandes estrellas del pop de la época contribuyeron a hacer de Live Aid el mayor espectáculo de rock'n'roll de los años '80, en un acontecimiento irrepetible tanto por sus valores musicales como por los miles de vidas que se salvaron a consecuencia del mismo.

Ambos conciertos fueron retransmitidos vía satélite y algunos artistas actuaron en ambos como Phil Collins, quien lo consiguió gracias al Concorde. Fueron muchisimos los grupos que participaron en el evento: The Who, Status Quo, Rolling Stones, Paul McCartney, U2, George Michael, Queen, Elvis Costello, Elton John, Bob Dylan, David Bowie, Sting, Beach Boys, Paul Young, Dire Straits… Bob Geldof fue propuesto más tarde para el Nobel de la Paz por organizarlo todo.

Grandes Momentos en Wembley

El primer grupo en salir a escena fue Status Quo, que gozaba de gran popularidad en esos años, y que provocó que el público comenzara a entusiasmarse y a disfrutar con cada grupo presente.

Cada participación fue exitosa, pero sin duda uno de los momentos más destacables del concierto en Wembley fue la actuación del grupo U2. Salieron al escenario y tocaron una dura version de Sunday Bloody Sunday, pero su segunda canción fue la que definió su actuación como mítica: durante la interpretación de Bad, su vocalista Bono eligió una mujer del público para bailar con ella; en vista de que la cantidad de gente impedía que la chica se acercase al escenario, el propio Bono bajó hasta donde se encontraba y la ayudó a salir y bailó unos minutos con ella. Esta rotura de barreras fue unánimemente destacada como un momento mítico del concierto por la prensa, la crítica y el público.



Otra actuación muy destacable, fue la actuación de Queen tocando 6 de sus mejores clásicos como Crazy Little Thing Called Love, Hammer to Fall, fragmento de We Will Rock You y Bohemian Rhapsody. En el momento de la interpretación de Radio Ga Ga, Freddie Mercury logró la coordinación general del estadio cuando el público aplaudía durante el coro de dicha canción, y al terminar la canción se dio un impresionante duelo vocal de Freddie con el público. La última canción de la actuación de la banda fue We Are The Champions, y, como ya era costumbre, fue interpretado como un himno por todos los presentes. Más tarde saldria Brian May y Freddie Mercury a interpretar la canción Is This The World We Created...?

Otro gran momento fue la participación de Dire Straits, que salieron tocando Money for Nothing (su gran éxito de la época) junto a Sting, para posteriormente interpretar Sultans Of Swing y provocar un gran entusiasmo entre los espectadores.

También es muy recordada, sin duda, la interpretación de Heroes por David Bowie, considerado un clásico de todos los tiempos.

Después de casi 9 horas de concierto, el último artista en escena fue Paul McCartney interpretando Let it Be al piano acompañado en coro por Bob Geldof, David Bowie y Alison Moyet, logrando uno de los momentos más emocionantes del concierto.

Para finalizar, Bon Geldof invitó al escenario a todos los grupos y artistas que estuvieron presente para cantar la canción que fue escrita para dicho evento, Do they know it's christmas, interpretada por todos los artistas y por las 85.000 almas que llenaban Wembley.

Mejores Momentos en JFK

78.000 personas llenaron el estadio JFK de Philadefia para ayudar y apoyar la causa liderada por Geldof y disfrutar de Live Aid. 4 horas más tarde del inicio del concierto de Inglaterra comenzó éste, abriendo el show el consolidado artista canadiense Bryan Adams y logrando un gran recibimiento de la gente. Luego, una gran cantidad de artistas y bandas se hicieron presentes, todos con gran éxito en sus actuaciones.

Entre los momentos más destacables se puede nombrar la actuación del grupo de heavy-metal Black Sabbath con Ozzy Osbourne de cantante (recordando que ya hacía más de 6 años que se había retirado de la agrupación). Otro gran momento fue la interpretación del tema Don't You (Forget About Me) por el grupo Simple Minds que era uno de los temas más populares de la época en todo el mundo.

La participación de Madonna interpretando algunos de sus hits, como Into the Groove, Dress You Up o el inolvidable Holiday provocó la exaltación de las 78 mil personas, hombres y mujeres por igual, dejando en claro por qué era considerada ya la Reina del Pop ya en esa época. Es recordada una afirmación sarcástica que hizo: «Hoy no me quito nada». Respondía así a las habladurías que afirmaban (falsamente) que se desvestía en sus conciertos hasta quedarse en ropa interior.

La participación de Robert Plant junto a Led Zeppelin interpretando Stairway to Heaven logró que todo el público coreara dicha canción con gran fervor.

Phil Collins, después de viajar en forma directa desde Inglaterra en el Concorde, salió a escena y fue el único artista que logró estar en los 2 conciertos y lograr la gran hazaña propuesta, interpreto al piano In the Air Tonight, y posteriormente toco la batería junto a Led Zeppelin y a Eric Clapton, otro que destacó, gracias a su talento, en guitarra e interpretación.
La interpretación del clásico de Bob Dylan, Forever Young por Patti Labelle logró gran expectación del público, provocando uno de los momentos más emocionantes del concierto por su magnífica actuación.

Mick Jagger y Tina Turner interpretando a dúo State Of Shock lograron unos de los momentos más agitados del concierto y generaron un ambiente de fiesta para todos los presentes.

Después de una interpretación de Blowin' in the Wind por Bob Dylan, acompañado por Wood y Richards, Lionel Richie aparece en escena invitando a todos los artitas presentes, como lo hizo Geldof en el concierto anterior, para interpretar la canción que fue el gran himno de Live Aid - America: We Are the World, compuesto el año anterior por Ritchie y Michael Jackson, quien no pudo estar presente en el evento por motivos de trabajo. La interpretación de We Are the World por todos los artistas y por un coro de niños sobre el escenario fue, sin duda, el momento más emocionante de todo el concierto, logrando el aplauso general y dando paso al cierre del evento.

Live Aid, que en total duró más de 16 horas, fue visto por más de 3.000 millones de personas en todo el mundo. Y así es como concluyó un concierto que probablemente, cambió el mundo.
Para concluir, aquí tenéis algunos de los mejores momentos grabados. Todo un lujo:












Y mucho mucho mas.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Rolling Stones 18 Febrero 2006 en Rio de Janeiro

Más de 31º de sensación térmica treparon hasta lo indecible cuando la marea humana que esperaba desde hacía horas en las playas de Copacabana los vio aparecer. Faltaban algunos minutos para las 22 (hora local) y los Rolling Stones enfrentaban a la multitud más numerosa en sus más de 40 años de historia: arrancaron con dos clásicos "Jumpin' Jack Flash" y "It's only rock & roll".

Y Río de Janeiro rugió. La música —gran parte del repertorio clásico— ya tronaba por las torres de sonido distribuidas a lo largo de la playa, pero la gente aún seguía llegando. Era imposible acercarse al escenario a menos de 300 metros, por la masa compacta de espectadores y las altas temperaturas. En medio de un ambiente tranquilo y con el tránsito cortado, las pantallas gigantes reproducían la imagen de la mítica banda.Durante todo el día Copacabana fue un hervidero. Literalmente.


Al calor pegajoso típico de Río había que sumarle la enorme cantidad de gente que se acercó hasta la playa más renombrada de la cidade maravilhosa para disfrutar de un show gratuito —financiado, en parte, por la Alcaldía local—. La multitud que pululaba era en sí misma una celebración de la diferencia: estaban los muchachos brasileños con sus músculos obsesivamente trabajados, las garotas de bronceados imposibles, los pálidos extranjeros, niños, jóvenes y viejos, rockeros empedernidos y curiosos ocasionales —muchos— mezclados con vendedores y policías en cantidades nunca vistas.

Claro, el público llegaba sin prisa pero sin pausa al que se esperaba fuera el show de rock más masivo en la historia de la banda: los organizadores esperaban reunir dos millones de personas y los medios brasileños calcularon finalmente entre un millón y un millón y medio. Lo cierto era que en Río no quedaba ni una habitación de hotel libre.

Suspendieron una visita al sambódromo para ser homenajeados por la escola de samba Emperatriz Leopoldinense porque se negaron a movilizarse por las calles. Y, según los rumores, Mick Jagger y Ron Wood pasaron la noche como verdaderas estrellas, recibieron amigos brasileños para cenar y a chicas brasileñas en las fiestas privadas que hubo en sus suites.Mientras todos esperaban que se hiciera la hora del concierto gratuito que superó el interés que el mundo tiene por el máximo atractivo carioca, el carnaval, había que matar el tiempo con algo. Se nadaba en el mar, se jugaba al futebol, se comía algo (el choclo con manteca y las brochetitas de langostinos son un boom) y, sobre todo, se bebía en cantidades industriales.

Esto último no es una manera de decir: cada veinte metros uno podía comprar una gaseosa, una botella de agua o una lata de cerveza, la gran preferida. Todo, ante la mirada indiferentemente alerta de la Policía Militar que movilizó más de 15.000 agentes en todo el Estado —6.000 de ellos fueron destinados sólo a la ciudad—.En los hoteles cinco estrellas que dan al mar había cierta sensación de pánico contenido a medias: no faltaba quienes temieran una ola de robos, y mientras lo murmuraban miraban significativamente hacia las favelas que rodean tanto lujo. Por eso los vallados, los chequeos en las entradas y otras medidas de seguridad. En la calle abierta, la seguridad no era un problema.Mientras la multitud iba buscando su lugar en la arena, los 4.000 invitados al área VIP —separada del resto del público por un alambrado metálico y 80 policías— no tenían por qué preocuparse.

Ellos, ricos y famosos de Brasil, recibieron remeras y pulseras para identificarse, entrar al sector especial a sólo 4 metros del escenario y disfrutar de un catering con champán en una carpa. Otros privilegiados se preparaban para la gran panorámica que les daría la belleza de la bahía: verían el recital desde las numerosas embarcaciones ancladas a unos 200 metros de la orilla, a modo de "palco flotante".


Durante los paseos que conjuran el tedio de la previa del recital, casi todos cumplían con un ritual: al pasar frente al fastuoso Copacabana Palace Hotel, se quedaban un rato mirando hacia los balcones superiores. Cada vez que alguien se asomaba, se escuchaba un grito unánime... aunque la mayor parte de las veces se trataba de algún miembro de la comitiva. Los Stones apenas tuvieron contacto con el público: Keith Richards se asomó el viernes para sacar fotos y Ron Wood apareció fugazmente con una remera de Brasil.Desde el hotel mismo se desplegó una pasarela cubierta de 83 metros de largo por la que Jagger, Richards y compañía llegaron al escenario de 22 metros de alto, 28 de ancho y 60 de profundidad armado de forma perpendicular a la playa, al otro lado de la Avenida Atlántica.

Mientras bares, restaurantes y vendedores callejeros hacían su agosto en pleno febrero, la multitud estaba que ardía por un poco de rock. Los puestos de venta de merchandising también trabajaban de lo lindo. Había gorro, bandera y vincha, pero también remeras, tazas y hasta anteojos.

¿Pero que carajo ocurrió en el concierto?. Pues aquí tenéis los vídeos, disfrutadlos:





Y el Cuarteto tampoco estuvo presente.

jueves, 19 de noviembre de 2009

AC/DC 17 Agosto 1991 en Donington

Como primer candidato a ser uno de los conciertos más grandes de todos los tiempos, presentamos a AC/DC en Donington en el '91.

Sin duda el poder, la fuerza y la potencia que AC/DC demostraron el 17 de agosto de 1991 en el circuito de Donington en Leicetershire es algo digno de ser presenciado múltiples veces, y para ello no hay mejor opción que la de comprarse el DVD, el cual actualiza la versión VHS ya existente de la actuación, editada en 1992, y a su vez aporta nuevas tomas a la ya clásica filmación del grupo australiano o visualizarlo a través de este blog.

Ya en 1981, AC/DC fueron cabezas de cartel en Donington, a mitad de la grabación de "For Those About To Rock" y como fin de la gira "Back In Black". En aquella ocasión compartieron cartel con WHITESNAKE entre otros. Mas adelante en 1984, tocaron en plena gira "Flick Of The Switch" como cabezas de cartel con ni más ni menos que VAN HALEN, OZZY, MOTLEY CRUE, Y&T y GARY MOORE. Sin duda, el cartel más potente de Donington en toda la historia. De todas maneras, el cartelazo de 1991 no era moco de pavo: AC/DC batallarían con METALLICA, QUEENSRYCHE, MOTLEY CRUE y BLACK CROWES. Prácticamente, un millón de libras fue lo que la banda de los hermanos Young se embolsó por aquel fastuoso concierto, y la verdad, vistos los resultados, ese millón de libras fue bien empleado.

El derroche de alto voltaje es extremadamente euforizante en ciertos momentos, siendo los más destacables ese momento en que Angus se revuelca frenéticamente en una plataforma hidráulica que lo eleva varios metros al final de "Jailbreak", tras 19 minutos y 20 segundo de canción, strip-tease incluido. O cuando Brian golpea la campana de "Hell's Bells" con un martillo gigante al final del tema mientras Angus le roba la gorra. O la velocidad de Chris Slade golpeando el hi-hat durante el intervalo de "Let There Be Rock". O cuando una gigantesca, gorda y sucia Rosie aparece en el fondo del escenario durante "Whole Lotta Rosie". O cuando... sin embargo El momento es "Let There Be Rock". Simplemente insuperable. 17 minutos de canción, incluyendo el clásico solo de guitarra de Angus. Y a este parece importarle bien poco que haya 72.500 personas en el recinto, pues acaba haciendo su solo al lado de los puestos de frankfurts y bebidas a un lado del recinto en otra plataforma hidráulica, con su clásica Gibson roja que utiliza en ese momento del show.

Aquí tenemos lo mejor de lo mejor. Disfrutad todo lo que podáis con estos 7 vídeos, porque algo así es inigualable y a todos nos hubiera gustado estar allí:


Acojonante, no???

Pues aún queda mucho mas por disfrutar.

Esta primera entrega de los 5 conciertos mas contundentes de la historia está dedicado al Sr. CAGONDIOS, al que le estamos agradecidos por ser tal y como es: GRACIAS !!!

domingo, 15 de noviembre de 2009

Los 5 mejores conciertos de la historia

Con motivo de la próxima publicación de la entrada número 100 en el blog del Cuarteto, vamos a realizar un recordatorio de los que pensamos que han podido ser los 5 mejores conciertos de toda la historia.

Será una difícil elección, debido al gran número de acontecimientos que se merecen estar entre los elegidos. Pero solo nos vamos a quedar con 5.

Aunque ya esté medio realizada la criba, aún estáis a tiempo de comentar vuestro favorito y lograr que se incluya en este top 5. Asi que de momento no vamos a dar ninguna pista.

Además para no dejarnos nada atrás, terminaremos con un bonus track.

¿Interesante?

Pues atentos, que se aproxima un increíble derroche de decibelios.

jueves, 12 de noviembre de 2009

¿Que nos podemos encontrar en la nueva gira de Fito?

Si tenemos en mente como puede ser la nueva gira de Fito con la Cabra, esta mini crónica del concierto de Santander puede resolvernos nuestras dudas:

A las 20.35 empieza la Cabra Mecánica con un aforo a medio llenar todavía y tocó una hora exacta con un sonido regular, pero aceptable para la acústica que tiene el Palacio de los Deportes de Santander con la misión de calentar al personal antes de que saliese la estrella del evento.

A las 22.00 horas en punto se apagan las luces y se empieza a dislumbrar toda la parafernalia que trae esta gira Fito a cuestas. Un video de dibujos animados de 5 minutos presentando a la banda y simulando la llegada de Fito al Recinto para romper con música en directo con la canción "Antes de que cuente diez" con un sonido impecable, alto y nítido hasta en las gradas donde me encontraba. Toda la canción acompañada por pantallas traseras saliendo corazones, palabras de la canción y una cuenta de números hasta 10 coordinada con la letra. Siguó con "un buen castigo" y así hasta 2 horas y 15 minutos de conciertazo. Un Fito muy hablador y emocionado donde para mi gusto ha elegido un repertorio super compensado y contundente.

Nada que ver con la anterior gira donde a mi modo de ver abusaban de punteos largos.

Para los nostálgicos tocó a solas con su guitarra "Al cantar" de Platero y tú(dedicada a Uoho que estaba por el público) y hasta "abrazado a la tristeza" del Extrechinato y tu con Carlos Raya de acompañamiento.

Del último disco tocó 8 temas si no recuerdo mal, se dejó la instrumental y "los huesos de los besos"( de esta tengo dudas de todas formas). Eso si muy bien desperdigadas por el Set-list.

Tambien salió el Lichis a cantar "Barra Americana" del primer disco y terminó la fiesta con "Acabo de llegar".

Mencionar que el público muy entregado y agradecido, yo no había visto así el pabellón ni siquiera con Extremoduro el año pasado abriendo tambien la gira.

Antes del concierto 25 euros me pareció caro, pero visto la calidad y profesionalidad de los músicos y el escenario que llevan puedo decir que merece la pena pagarlos y volveré a hacerlo esta vez en otra ciudad a elegir.

Por últimos los precios: 7 euros cachi de calimocho y cerveza, creo que bebidas blancas no había, un coñazo tener que coger tickets(monedas acuñadas en este caso) por las colas pero estaban los mochileros con las cervezas en al espalada y te lo servían al mismo precio y pagando al contado, un acierto este invento.

Avisados estamos.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Fito arrancó y ... el Cuarteto no.

Este Viernes pasado, 6 de Noviembre, comenzó la nueva gira de Fito y Fitipaldis junto con la Cabra Mecánica en Santander y el Cuarteto, finalmente, no estuvo presente

Después de dos años sin un directo, sin vérselas con un público que se ha rendido de nuevo ante sus canciones, su entusiasmo contagioso por el rock sin etiquetas y sus ganas de tocar hasta que el cuerpo aguante.



Fito ha salido al escenario arropado por una banda renovada para la ocasión: a Carlos Raya (guitarra), Joserra Sempere (hammond y acordeón) y Javier Alzola (saxo), que ya lo acompañaron en su exitosa gira anterior, se han unido el bajista Alejandro "Boli" Climent (bajo) y el batería estadounidense Daniel Griffin.

El público ha cantado sus letras de principio a fin, le ha aclamado, le ha piropeado, se ha entusiasmado cuando ha llegado el turno de "Soldadito marinero", "Por la boca muere el pez", "Tarde o temprano", "La casa por el tejado" o "Todo a cien", su versión del tema de Miguel Ángel Hernando "Lichis", con quien ha cantado, mano a mano, "Barra americana", incluida en el primer disco con los "fitipaldis", "A puerta cerrada".

"Lichis" acompaña en esta gira a su amigo Fito y, mientras el rockero bilbaíno disfruta de un éxito que ha ido creciendo desde que grabó aquel disco, el líder de La Cabra Mecánica cierra una etapa y disuelve el grupo.

Para despedirse de su público ha grabado un disco, "Carne de canción", que recopila lo mejor de un repertorio lleno de humor, ironía y buenas letras, y tres canciones nuevas, que ahora presenta en directo.

A ambos les esperan unos 80 conciertos dentro de una de las giras más esperadas del año. Castellón , A Coruña, Vigo, Córdoba, Granada, Canarias, Barcelona, Bilbao, Madrid y por supuesto Córdoba, con el permiso del Cuarteto.

Ya tienen vendidas mas de 100.000 entradas, entre todas ellas, 4 ya están en manos del CuartetoCuenca.